Mangueliana

No estoy solo

Todos son lectores y yo tengo con en común con ellos sus gestos y su arte, así como la satisfacción, la responsabilidad y el poder que la lectura les proporciona.No estoy solo. (p. 18)

Algo más que entretenimiento

Pero leer en la cama proporciona algo mas que entretenimiento: una peculiar sensación de intimidad. Leer en la cama es un acto egocéntrico, inmóvil, libre de las ordinarias convenciones sociales, invisible para el mundo y que, por producirse entre las sábanas, en el reino de la lascivia y de la pereza pecaminosa, participa de la emoción de la cosas prohibidas. (p. 221)

Un oficio antiguo

La catalogación es un oficio antiguo; hay ejemplos de otros «ordenadores del universo» (nombre que les daban los sumerios) entre los restos de las bibliotecas más antiguas. (p. 26)

Una formulación preconcebida del mundo

El sistema que Calímaco eligió para Alejandría, más que en una enumeración ordinaria de las posesiones de la biblioteca parece basado en una formulación preconcebida del mundo. Toda clasificación es en último término arbitraria. La que propuso Calímaco parece serlo un poco menos por cuanto se atiene a la visión del mundo aceptada por los intelectuales y eruditos de la época, herederos de la filosofía griega. (p. 268-269)

De la llibreta que sempre porto i que ja comença a acabar-se, en trec d’aquí i d’allà aquestes citacions del llibre d’Alberto Manguel i que havia anotat per utilitzar-les quan en parlés o, només, perquè em van cridar l’atenció per algun motiu. Al llibre hi ha molts més fragments assenyalats, però tampoc no és qüestió de fer de copista, no?

Manguel, Alberto. Una historia de la lectura. Madrid: Alianza, 2002. 494 p. ISBN 84-206-7261-0.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà Els camps necessaris estan marcats amb *